Microsoft no quiere ni un solo fallo en el lanzamiento de Windows 10

 De cara al próximo lanzamiento de la versión definitiva de Windows 10, Microsoft no quiere que haya ni una sola sorpresa. Y para ello ha lanzado un paquete de actualizaciones que forman la versión build 1240, que depura un problema de seguridad y presta soporte al controlador gráfico Intel HD. También actualiza la protección contra malware del programa Defender.

Podría haber más actualizaciones antes del 29

 Pero Microsoft no quiere que vuelva a ocurrir algo parecido a lo sucedido con Windows 8, y por eso los usuarios que están probando la beta del programa Insider podrían recibir una nueva actualización antes del 29 de julio, y después se pondrá manos a la obra para que los usuarios de las versiones 7 y 8.1 registren la nueva versión, aunque hay un año para solicitarla y acceder a esta.

Actualizaciones continuas

 Durante los 10 años en los que tendrá soporte la que ha sido anunciada como la última versión del sistema operativo de Microsoft antes de convertirse en un servicio, las actualizaciones prometen ser continuas. Se podrá elegir la descarga e instalación automática, o buscar manualmente cada una de estas y aceptarlas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se agradecen todos los comentarios: