La estrategia de Samsung está fallando

Samsung Galaxy S4


 Parecía que 2013 sería el año en que Samsung acabaría con toda su competencia, pero no lo fue. Ahora bien, 2014 parece ser un punto de inflexión para el gigante de la tecnología coreana.


 El buque insignia de Samsung, el Galaxy S4, ha sido una decepción en todos los aspectos. La compañía coreana presentó el teléfono como un campeón mundial, pero el Galaxy S4 resultó ser sólo una modesta mejora del Galaxy S3, algo que hasta los ejecutivos de Samsung lamentan, y ahora están tratando de establecer las expectativas más modestas para el modelo S5 este año.


 Las ventas del S4 no han estado del todo mal, de hecho ha experimentado la mayor venta de teléfonos Android del año pasado, pero todavía se vende muy por debajo de las expectativas de la compañía (y de los analistas de Wall Street). Aunque Samsung sigue siendo el líder del mercado de teléfonos inteligentes, no pudo superar ninguna cuota en 2013, frenando en seco su meteórico ascenso de los últimos años.


 Por primera vez, Samsung comienza a presentar grietas en su estrategia de expansión dentro de la tecnología móvil, algo que sus perseguidores están explotando tratando de recortar el terreno perdido.


 Samsung necesita más que una estrategia basada en la publicidad. Los consumidores se han enterado de que muchas de las características más llamativas de los productos de Samsung son sólo eso: márketing. Sus productos ahora necesitan complementos que hagan que sea más que un simple teléfono Android de gama alta en un mar de teléfonos Android de gama alta.


 Fuente de la noticia: CNN (en inglés).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se agradecen todos los comentarios: